¿QUE ES LA EUCARISTIA?


 
La Eucaristía es nada menos que el regalo total y personal de Jesús 
mismo a nosotrosóCuerpo, Sangre, Alma y Divinidadóbajo la apariencia de pan y 
vino en la Hostia consagrada.  En el Santísimo Sacramento Jesús oculta Su 
inmensa gloria, belleza y dignidad porque desea que vayamos a El en fe para 
amarlo por Sí mismo.

¿QUE ES LA ADORACION EUCARISTICA?
La Adoración Eucarística es la expresión de nuestro amor por Jesús, 
quien, porque nos ama tanto, nunca se quiere separar de nosotros y por eso 
permanece día y noche con nosotros en el Santísimo Sacramento.  El dice:  "He 
aquí que yo estoy con vosotros todos los días", porque "Con amor eterno te he 
amado: por eso he reservado gracia para ti." (Mt 28,20; Jr 31,3)

El Santo Padre Juan Pablo II en su primera carta encíclica El Redentor 
del Hombre dice que la adoración Eucarística es la obligación más esencial 
en la vida del cristiano y que la celebración litúrgica de la Eucaristía y el 
culto privado de la Eucaristía se complementan entre sí. El afirma: "Nuestro 
culto comunitario en la Misa debe estar ligado con nuestro culto personal a 
Jesús en la adoración Eucarística a fin de que nuestro amor sea completo".

¿QUE ES LA ADORACION EUCARISTICA PERPETUA?
La Adoración Eucarística Perpetua es sencillamente nuestra respuesta al 
infinito amor que Cristo tiene por nosotros.  Porque lo amamos, 
queremos pasar regularmente, una hora santa de oración silenciosa en Su 
Presencia Eucarística una vez a la semana para poder tener exposición permanente 
del Santísimo Sacramento (siete días a la semana, veinticuatro horas al 
día).  De esta manera, Jesús nunca se queda solo y la capilla permanece siempre 
abierta para cualquiera que desee visitarlo. ¿Por qué tener la Adoración Eucarística Perpetua?

¡JESUS LO DESEA!
Porque Jesús te ama infinitamente, la alegría que le brindas a su 
Sagrado Corazón es ilimitada cuando pasas una hora con El en el Santísimo 
Sacramento. En una aparición a santa Margarita MaríaAlacoque Jesús le dijo estas 
conmovedoras palabras:  "Tengo sed, pero sed tan ardiente de ser amado 
de los hombres en el Santísimo Sacramento." 

¡JESUS NOS DA SUS GRACIAS!
Jesús permanece día y noche con nosotros en el Santísimo Sacramento 
llamándonos:  "Venid a mí todos los que estáis fatigados y 
sobrecargados, y yo os daré descanso," (Mt 11,28).  
Jesús se queda con nosotros en el Santísimo Sacramento  
para darnos descanso de corazón, mente y espíritu 
por medio de sus gracias que nos animan, nos consuelan, nos fortalecen, nos 
guían y nos inspiran a poner toda nuestra confianza en Su Sagrado Corazón. 
El poder de Su amor desecha todo temor, toda duda, toda preocupación y 
ansiedad que podamos tener. 

¡EL SANTO PADRE LO PIDE!
En su carta encíclica Misterio y culto de la Eucaristía, el Papa Juan 
Pablo II dice: "La animación y robustecimiento del culto eucarístico son una 
prueba de esa auténtica renovación que el Concilio se ha propuesto y de la que 
es el punto central. La Iglesia y el mundo tienen una gran necesidad del 
culto eucarístico.  Jesús nos espera en este Sacramento de Amor.  No 
escatimemos tiempo para ir a encontrarlo en la adoración, en la contemplación...No 
cese nunca nuestra adoración".  Esto es Adoración Eucarística Perpetua:  ¡Adoración incesante!

¡TODOS PUEDEN PARTICIPAR!

Todos pueden participar porque todos podemos hacerle compañía a Jesús 
por lo menos una hora por semana. Cualquier hora que escojamos será del agrado 
del Señor, pero le complace en especial los que hacen el sacrificio de 
acompañarlo en medio de la noche para que la adoración perpetua se haga realidad.

¡EL CAMINO A UNA VERDADERA RELACION PERSONAL CON JESUS!

La adoración perpetua ayuda a que la gente tenga una relación más 
íntima con Jesús porque hace que la Eucaristía sea el centro de la vida del Pueblo 
de Dios.  Al acompañar a Jesús en la Eucaristía estaremos estableciendo 
una verdadera relación personal con El.

¡CONSTRUYE COMUNIDAD!

La adoración perpetua construye comunidad porque La Eucaristía es el 
Sacramento de la Unidad. Así como una persona se une a Jesús en el 
Santísimo Sacramento, así Cristo une a todos más estrechamente por el vínculo de 
Su Divino Amor.

¡TRAE PAZ!

El Papa Juan Pablo II dijo que la mejor, más segura y efectiva manera 
de establecer la paz perdurable en la tierra es mediante el gran poder de 
la adoración Eucarística.  Jesús es el único que tiene el poder y el amor 
de reordenar el curso de la historia para volver al camino de la paz que 
El prometió.  La Eucaristía trae la paz en el corazón de los hombres, y 
con la paz en el corazón del hombre se consigue la paz en el mundo.

DEDICA UNA HORA ESPECIFICA CADA SEMANA A PASARLA CON JESUS EN EL
SANTISIMO SACRAMENTO

Jesús "nos espera en este Sacramento de Amor," donde nos suplica a cada 
uno: "¿Conque no puedes velar una hora conmigo?", (Mt 26,40).

En esta hora que Jesús te invita a que lo acompañes, puedes orar como 
más te guste: puedes leer la Biblia, orezar el Rosario, o 
usar tu libro favorito de oraciones, otal vez quieras hablarle a Jesús de corazón a corazón, como a un amigo, o si te sientes cansado o agobiado puedes sentarte y descansar disfrutando de la dulce paz que viene sencillamente por estar con Aquel que tanto te ama, Jesús en el Santísimo Sacramento.

Cuando rezas el Rosario delante del Santísimo Sacramento, estás amando 
a Jesús con el Corazón de María y le ofreces la adoración perfecta de Su 
Madre. Jesús recibe tu hora que pasas con El como si María misma la estuviese 
haciendo.  Ella te guarda en su Corazón y Jesús recibe la hora que pasas con 
El como si viniese directamente del Corazón de Su Madre.  El Inmaculado Corazón de María suple lo que falta a nuestros corazones.

 

Si desea concertar la visita de un misionero, obtener información o 
solicitar publicaciones con el fin de empezar la Adoración Eucarística Perpetua, 
diríjase a:

Misioneros del Santísimo Sacramento
PO Box 1701
Plattsburgh, NY 12901
Tel. (518) 561-8193  Fax (518) 566-7103
ACFP2000@aol.com  http://www.ACFP2000.com

Copyright, Missionaries of the Blessed Sacrament       A-11